Millanel Cosmetica Publicidad
Rugby Show

Les Bleus quieren sorprender otra vez

Este domingo, los franceses no jugarán un partido cualquiera. Y no porque sea la final de la RWC 2011, sino por el rival. Se enfrentarán a unos All Blacks presionados, al mismo equipo que dejaron afuera en los Mundiales de 1999 y 2007.

Tras perder ante los propios dueños de casa y Tonga en el Grupo A, luego sorprender a Inglaterra con un gran primer tiempo, y tener fortuna ante Gales, el equipo capitaneado por Thierry Dusautoir saldrá a un Eden Park que lo hará sentir bien visitante, tal como sucedió en la semifinal de la semana pasada, entre All Blacks y Wallabies.

No obstante, los hombre de Marc Lievremont conocen esa condición, y saben que hasta puede llegar a jugarles a favor. Vincent Clerc fue desafiante en la previa a la final: “Nada está escrito. Todavía no son campeones del mundo”. Y agregó: “No me siento como un futuro perdedor o alguien que no tiene posibilidades de ganar. No importa cómo hayamos jugado hasta aquí, lo que cuenta es el domingo”.

Esa es la sensación de los franceses. Un equipo irregular a lo largo de la RWC 2011, pero que encontró en sus dos medio scrums, Dimitri Yachvili y Morgan Parra, la pareja de medios que le dio la razón a Lievremont cuando se lo cuestionó en la previa al duelo de Cuartos de Final ante Inglaterra.

En semifinales, ante Gales, los azules estuvieron lejos de ser lo que se impusieron a los Martin Johnson 19 a 12. Sin embargo, con Yachvili imposibilitado para patear, Parra se hizo cargo de los envíos a los palos y sumó todos los puntos para imponerse por la mínima diferencia, aún con un hombre más que su rival durante más de una hora de partido, pero sin transmitirlo en el juego.

Marc Lievremont, Emile Ntamack, Gonzalo Quesada y Jo Maso comandan un grupo de jóvenes jugadores que buscarán dar el gran golpe este domingo, en el Eden Park. Un grupo que saldrá a demostrar que incrementó su nivel tras el encuentro del Grupo A, cuando perdieron ante los All Blacks en el mismo escenario por 37 a 17.

Casi sin esperarlo, por lo hecho en el Seis Naciones de este año, pero con la firme convicción de que es posible; Francia tendrá adelante al equipo local, un salto tan corto como grande, al mismo tiempo, para coronarse por primera vez en su historia con un título mundial.

Por: Jerónimo Tello
Enviado Especial a Nueva Zelanda
[email protected]

Fotos: Getty Images

Sociabilizá, compartí!

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *