Millanel Cosmetica Publicidad
Rugby Show

Balance de la ventana de junio de Los Pumas

Con dos triunfos y una derrota concluyó la primera etapa del seleccionado en un año muy especial para el rugby argentino; los puntos altos y bajos de un seleccionado repleto de jóvenes.

La dura derrota ante Francia golpeó fuerte, pero a la hora de realizar el balance de la ventana de junio no sólo hay que enfocarse en la goleada que le propinó el combinado galo a la Argentina. Con eso presente, Santiago Phelan debe estar satisfecho. Los Pumas, sus dirigidos, cumplieron en parte con los objetivos que se plantearon. El resultado de la suma de los aspectos positivos sobre los negativos en los tres encuentros que disputó el seleccionado argentino -triunfos ante Italia y Francia, y la derrota de anteayer en esta ciudad- ponen sobre relieve el fruto del trabajo que la UAR está llevando a cabo desde hace cuatro años.

Entre las cuestiones destacables aparece primero la ampliación de la base de jugadores de categoría internacional disponibles. Esa fue una de las grandes apuestas de Phelan y compañía para esta ventana y no se equivocó. En este sentido hay que reconocer también que a algunos de los jóvenes Pumas que estuvieron presentes en el Atlético Tucumán todavía necesitan más rodaje internacional.

Los dos primeros equipos que el entrenador argentino puso en cancha levantaron las banderas históricas de los Pumas: actitud y una férrea defensa; incluso, por momentos, desarrollaron una voluntad ofensiva interesante, sobre todo frente a los italianos. Nada de esto ocurrió en la capital tucumana. En la revancha frente a Les Blues no hubo equivalencias. Los franceses borraron de la cancha a los Pumas, que se transformaron en espectadores de lujo de una producción impecable. Ni siquiera la garra Puma sirvió para frenarlos. Pero un mal partido no debería ser determinante. Será fundamental que los protagonistas de la goleada asimilen la lección y utilicen ese aprendizaje para seguir creciendo.

La transmisión del ADN Puma hacia los noveles jugadores está asegurada. El rendimiento que mostraron algunos de los más jóvenes permite mirar al futuro con esperanza e ilusión. Alguno de ellos estarán presentes en la nueva etapa que comienza para los argentinos, el Rugby Championship, certamen que jugarán otros rugbiers (sólo seis del plantel de 30 que jugó ésta ventana estarán ante las potencias del sur y otros tres quedarán como reservas). Entre los puntos por mejorar resaltan la producción en el line y el scrum, formaciones fundamentales para la Argentina, y la falta de control de pelota. Pero veamos:

– Recambio

En líneas generales, los inexpertos tuvieron una buena performance. Phelan convocó para estos encuentros a 16 Pampas, seis europeos que están realizando sus primeras armas con la camiseta albiceleste, y sólo ocho jugadores con experiencia mundialistas, entre los que se destacaron Felipe Contepomi y Rodrigo Roncero (sólo presente ante Italia). La mayoría de los 22 jugadores que tuvieron la oportunidad de mostrarse ante rivales de peso internacional lo hicieron en buena forma. El Plan de Alto rendimiento que lleva adelanta la UAR sirvió para ampliar la base de jugadores que llega a unos 100 rugbiers (Pampas, Jaguares, Seven y Pumas). Una mención especial merece aquí la gran participación de los Pumitas en el Mundial, quedaron cuartos, jóvenes que también forman parte del proceso.

– Ratificación de los históricos

Contepomi, que jugó su último partido como capitán, y Roncero fueron los estandartes de un plantel repleto de debutantes. Pero además fueron de gran importancia, tanto dentro como fuera de la cancha, la presencia de Julio Farías, Leonardo Senatore y Eusebio Guiñazú, entre otros. Los más experimentados fueron los responsables de guiar a las nuevas promesas Pumas. Su ascendencia dentro del grupo fue fundamental.

-Actitud ofensiva y defensiva

Si bien se vio poco, fue interesante ver a la Argentina con vocación ofensiva. La premisa con la que llegó Graham Henry, que en su contacto con la prensa sostuvo que el objetivo es que los Pumas marquen más tries, se pudo notar sobre todo frente a Italia. Todavía falta, está claro, pero el camino elegido es el correcto. Respecto del aspecto defensivo, tanto frente a los italianos como en el primer test-match ante Francia, hay que decir que los Pumas fueron los Pumas. Esto no ocurrió en la revancha de anteayer. Uno de los abanderados de la defensa argentina fue Tomás de la Vega.

-Revelaciones

Tomás de la Vega (tercera línea), Martín Landajo (medio-scrum), Tomás Leonardi (tercera línea) y Joaquín Tuculet (fullback). Nuevos nombres que seguramente sean parte de la nueva camada que llegó para quedarse. Aquí también hay que incluir a Manuel Montero (wing), que aunque no tuvo un buen partido, es una aparición interesante. Pese a su corto recorrido, todos ellos tuvieron el temple, la fortaleza y capacidad para vestir la camiseta de los Pumas.

– Concentración y paciencia

Pese la juventud de la mayoría de los jugadores, el plantel tuvo la paciencia y concentración necesaria para llevarse los dos primeros partidos. Con Francia, estas virtudes permitieron el triunfo. Esto no ocurrió en el último encuentro de la serie.

– Line y scrum

Las formaciones fijas no funcionaron eficientemente. Los Pumas sufrieron en la hilera y el scrum. Queda mucho por corregir; ambos formaciones son fundamentales para equipos como los Pumas, fuente primaria de pelotas de calidad para atacar.

– Control del juego

Sucedió frente al equipo galo en Córdoba y Tucumán. Sin la pelota es difícil jugar. Sin dudas fue el problema más grave que tuvieron los Pumas. Habrá que trabajar mucho este aspecto.

– Duelo individual

La batalla del uno contra uno tuvo dos versiones. Los argentinos se impusieron en el debut ante Italia, pero frente a un equipo de mayor jerarquía como Les Blues cayeron en el duelo individual. El exceso de jóvenes en las formaciones seguramente influyó en este sentido.

Por: Santiago Dapelo/Cancha Llena
Foto: UAR

Sociabilizá, compartí!

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *