Millanel Cosmetica Publicidad
Rugby Show

Todos los caminos conducen a Japón

No será un país que se destaque con resultados en el primer nivel internacional, pero organizará un Mundial en 2019. Tampoco su liga está entre las más atractivas del mundo. Más allá de eso, el país del sol naciente es la gran nueva meca del rugby.

Andy Miller nació un 13 de septiembre de 1972 en Nueva Zelanda, pero a los 29 años se transformó en el jugador con mejor sueldo del mundo ovalado dentro de todos los que jugaron un Mundial. Sin embargo, no lo fue vistiendo la camiseta de los All Blacks, ya que en ese entonces formaba parte del Kobe Steel Kobelco Steelers japonés; y jugaba la Rugby World Cup 2003 para el conjunto nipón.

La Top League de Japón también atrajo con sus jugosas cifras a nombres de la talla de Tony Brown, George Gregan, Ma’a Nonu o Jaque Fourie, quien percibe actualmente el mejor sueldo de la esfera del rugby mundial, desempeñándose en el mismo equipo que lo hizo Miller una década atrás. Pero el interés de esta liga en las grandes figuras del primer nivel internacional no cesa. Cuando finalice su actuación esta temporada en Chiefs, Sonny Bill Williams se transformará en otra de las magníficas incorporaciones de la competencia nipona -razón por la cual no sería parte de los All Blacks en el Rugby Championship-.

El centro neocelandés llegará a la Top League como una de las grandes noticias, para sumarse al plantel de Panasonic. Gran noticia como lo fueron en su momento Gregan, Nonu y Fourie, desde que en 2009 se confirmó que en 2019 albergarán el primer mundial de rugby. Por primera vez, la máxima competencia ovalada saldrá de Nueva Zelanda, Australia, Inglaterra, Gales, Sudáfrica, Francia o Irlanda, donde se expande desde 1987 hasta 2015.

Pero al afán del rugby japonés por las figuras también se refleja en los entrenadores que su Seleccionado Mayor tuvo en los últimos años. Jean-Pierre Elissalde, John Kirwan y Eddie Jones incluyen el haber dirigido al conjunto nipón en sus Currículums.

En tanto, el juego reducido es otra de las columnas de Japón ante la International Rugby Board. O, por lo menos, el Circuito Mundial de Seven, que la temporada pasada hizo escala por primera vez en Tokyo, complementándose en la misma semana a una de las etapas de mayor intensidad, Hong Kong.

En cuanto a resultados, el rugby japonés también tiene sus logros. Los títulos de todas las ediciones del Asian Five Nations, que disputa junto a Corea del Sur, Hong Kong, Kazajstán y Emiratos Árabes, y que también tuvo a Golfo Árabe, Singapur y Sri Lanka, revalidan el nivel nipón.

Nivel que no se equipara con el de los equipos del Tier 1 de la IRB, pero que desde el 16° puesto del Ranking, hace ruido. Tal como sucedió en el debut de Japón en Nueva Zelanda 2011, cuando a los 58 minutos de partido caía ante Francia 25 a 21; o en mayo de 1989, cuando alcanzó su primer gran triunfo, 28 a 24 frente a Escocia.

Por: Jerónimo Tello
[email protected]
Foto: Getty Images

Sociabilizá, compartí!

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *