Millanel Cosmetica Publicidad
Rugby Show

“Mi objetivo era seguir estando en la cabeza de la IRB como proyecto de árbitro internacional”

Francisco Pastrana hizo un balance de sus cuatro meses formando parte del más alto nivel del rugby, como referee, en diálogo exclusivo con Rugby Show. Él fue árbitro central del partido del último sábado entre Lions y Melbourne Rebels, y también formó parte del staff de jueces del JWRC 2012.

“Achi” nos dejó sus sensaciones tras una larga pero también intensa experiencia en Australia, Nueva Zelanda y Sudáfrica, donde formó parte de partidos del Super Rugby como juez de touch y árbitro, y también fue referee y TMO del Mundial Juvenil que se disputó el mes pasado en Sudáfrica.

Tuviste varios cambios horarios en estos cuatro meses…
Sí, primero estuve en Australia, después en Nueva Zelanda, y terminé en Sudáfrica. Y ahora estoy de vuelta. Así que mucho no entiendo (risas).

¿Qué balance hacés de estos meses que tuviste entre el Super Rugby y el Mundial Juvenil?
Fueron cuatro meses muy muy largos, y de mucho aprendizaje y mucho crecimiento a nivel personal y profesional. El balance es sumamente positivo, no solamente a nivel deportivo, también me dejó muchas enseñanzas, porque cuando las cosas se hacen con mucha pasión y mucho sacrificio, las cosas llegan. Creo que hay que tener mucha paciencia y hacer que las cosas pasen. La verdad que estoy muy contento.

¿Qué fue lo que más te llamó la atención del nivel del que formaste parte como referee en estos meses?
Creo que lo más importante para mí fue conocer lo que es el mundo cien por ciento profesional del rugby. Ahí te das cuenta que está todo súper organizado y que el rugby es un negocio a nivel mundial. Ahora que hay un cambio de reglas, se busca que la gente vea más rugby por televisión, y se busca ganar más plata. Y la realidad es que hoy no se deja nada librado al azar. Se estudia mucho al rival, a los referees, las jugadas. Y eso es lo que más me sorprendió, acostumbrado a un rugby totalmente amateur.

¿Qué jugador te llamó más la atención de los que tuviste cerca?
El que más me sorprendió fue David Pocock, el capitán de Australia. Él juega en un equipo que no es de los mejores en el Super Rugby, que es Western Force, pero la realidad es que es un animal, un fuera de serie. Tiene un estado físico realmente asombroso y tiene el gemelo más grande que vi en mi vida, tan grande que no le sube la media (risas).

El partido del sábado en el que fuiste referee por primera vez habrá sido una situación especial por eso mismo, pero también porque te debe haber tocado resolver situaciones como referee que antes solamente veías como juez de touch…
Desde ya que ese partido, desde que supe que lo iba a ser, fue especial. Y adentro de la cancha, si bien cuando entrás tratás de olvidarte de lo que estás haciendo y de que sos árbitro central de Super Rugby, y todo lo que eso implica, sí. La verdad que juegan a un ritmo al cual no estaba acostumbrado y creo que me llegó en un muy buen momento. Estaba muy concentrado y era muy conciente de lo que estaba haciendo pero la verdad que se juega con una intensidad física, y a un ritmo poco común en este rugby.

¿Y vos cómo te sentiste en ese ritmo?
Bien. Afuera te das cuenta de la diferencia que hay por la falta de ritmo o de competencia que tenemos en Argentina. Pero la realidad es que físicamente estoy bien. Los partidos que tuve antes en Australia y en el Mundial Juvenil, me sirvieron para incorporarme a ese ritmo. Y creo que aunque me falta un pasito para adaptarme a partidos de semejante intensidad, me sentí bastante cómodo.

El año pasado estuviste en la Vodacom Cup, este año en el Super Rugby como juez de touch y juez central, y también fuiste juez de touch y referee en el Mundial Juvenil, ¿Cómo notaste la diferencia de ritmo que se puede generar entre competencia y competencia?
Hay diferencia de ritmo, sí. Pero la Vodacom Cup, en sus mejores equipos, tiene algo del Super Rugby, más que nada en la intensidad, con equipos como Stormers y Blue Bulls. Y creo que pasa lo mismo con los referees, que a medida que vas aumentando el nivel de la competencia que dirigís te vas adaptando y acomodando al nivel. Me tocó acá en Argentina cuando me tocó dirigir Primera, que venía de hacerlo en Intermedia, y noté una diferencia y sentí la presión de que se juega por los puntos.

¿Y cómo imaginás el retorno ahora a la URBA?
Volver a la URBA es una alegría muy grande, porque es el rugby en el cual me crié y aprendí todo. Pero me voy a tomar unas semanas porque después de cuatro meses afuera estoy muy cansado. Supongo que también a la inversa es complicado, porque hay que bajar un par de escalones, pero creo que ahora va a ser mucho más fácil adaptarme al rugby local.

¿Y la relación con los jugadores afuera cómo es? ¿Hablan menos que en Argentina?
No. Son jugadores como los de acá y los capitanes son los capitanes, y la realidad es que te hablan mucho. Pero también hay que entender que los jugadores quieren ganar y están a mil kilómetros por hora, y siempre quieren sacar provecho de lo que ellos creen que está bien. El medio scrum de Melbourne Rebels, Nick Phipps, es uno de lo que más habla. Igual tengo una ventaja de que el inglés no es mi primer idioma, así que no llego a pensar lo que les tengo que decir (risas).

Igualmente tuviste otro partido como juez central, en el cual se te notó hablando bastante bien en inglés, que fue el partido entre Irlanda y Francia por el Mundial Juvenil…
Sí, sí. La realidad es que estar afuera es algo que te acostumbra a pensar en inglés y te ayuda mucho en ese sentido. Pero sí, estudié inglés y me manejo bien con el idioma. Obviamente que hay una diferencia grande de acento entre el que lo habla porque es su idioma madre, y alguien que lo incorpora, pero la verdad es que me hago entender bien y entiendo también a los jugadores.

También fuiste el TMO de la final del Mundial Juvenil, entre los Baby Boks y los Baby Blacks…
Creo que es mucho más complicado ser TMO que referee. Juro que nunca sentí una sensación tan fea cuando llegaban al in-goal y había chances de try, no quería que me llamen. Y en el momento que me tocó el try de Sudáfrica, y escuchaba los ruidos de la gente en el estadio lleno, y todos miraban a donde estaba yo, la verdad que sentí una sensación bastante rara. Pero la verdad que siempre que me gusta estar incluído en algo como referee me gusta mucho. No niego que me hubiese gustado ser el árbitro central de esa final, pero la realidad es que no somos los referees los que elegimos quiénes la dirigen, sino que son los selectores, y además la final es para uno solo. Llegó un inglés, Greg Garner, que es un gran referee y lo tenía muy merecido. Y yo siempre, desde donde me toque estar, iba a darle soporte a referee, que es para lo que me llaman.

De todas formas te tocó ser parte de esa final con una gran responsabilidad, que es la de ser TMO, más allá de ser el referee, que ojalá te toque algún día…
Igualmente el objetivo en realidad no era dirigir un final, una semifinal, o mucho menos, aunque es muy lindo. Estos Mundiales Juveniles nunca dejan de ser eso, Mundiales Juveniles, y mi objetivo era seguir estando en cuenta por los selectores, seguir en la cabeza de la IRB como proyecto de árbitro internacional, y en ese sentido estoy convencido que el objetivo está más que cumplido.

Saliendo un poco del rugby, sabemos que sos seguidor de Juan Román Riquelme, ¿Cómo viviste la final de la Copa Libertadores de fútbol y lo que pasó con él?
La verdad que lo de Román me dolió mucho. Me acosté tarde en Sudáfrica viendo la final y me dolió mucho. Yo la verdad que digo siempre que para jugar una final primero hay que llegar a jugarla, y podés ganar o perder una final. Pero la verdad que lo de Román, cuando me levanté al otro día a la mañana, me golpeó mucho. Estoy muy triste. Se va de Boca uno de los más grandes ídolos de la historia del club, y uno de mis dos grandes ídolos deportivos.

Por: Jerónimo Tello/Bruno Albistro
Rugby Show Radio
[email protected]
Fotos: IRB/Rugby Show

Sociabilizá, compartí!

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *