Millanel Cosmetica Publicidad
Rugby Show

Hernández marcó el ritmo de Los Pumas

El apertura argentino destella magia desde sus primeras apariciones en Los Pumas. Este sábado, ante Stade Francais, tuvo su retorno al Seleccionado de Phelan tras un largo tiempo. Él fue el termómetro del nivel de su equipo.

Juan Martín Hernández estuvo en cancha 72 minutos y fue una pieza vital en el planteo de Los Pumas cada vez que tuvieron el control de la pelota. Sirvió a Agulla en el primer try del partido y sus patadas tuvieron la efectividad necesaria para buscar compañeros o un espacio vacío donde poner el juego en el campo rival.

Hernández tuvo un nivel aceptable en su vuelta al Seleccionado, pero no se distinguió del resto. Fue de mayor a menor con el pasar de los minutos, al igual que Los Pumas, y también resaltó su intermitencia. Por momentos, jugó a la perfección, aplicando toda su clase, y por otros no tocó la pelota.

El juego que buscaron proponer Los Pumas ante Stade Francais absorbió a sus propios jugadores. Y Hernández no fue la excepción. Él también dio pases erráticos y falló un penal factible para abrir el marcador apenas comenzado el partido.

La derrota dejó una imagen sobre la que es difícil construir, y quedó en evidencia que Los Pumas necesitan líderes dentro de la cancha en todo momento, como Juan Fernández Lobbe, Patricio Albacete, Rodrigo Roncero, o el mismo Juan Hernández. Las figuras siempre son importantes, y la ausencia de las mismas en la columna vertebral de un equipo, resisten su estructura.

Eso sucedió con el equipo argentino este sábado en Vélez. Hernández y sus compañeros tuvieron momentos de muy buen despliegue, y otros, la mayoría, en los que necesitaron un hombro al lado donde apoyarse. No para tacklear, la defensa otra vez estuvo a la altura de las circunstancias, sino para que aumente una solidez que no hubo este sábado.

Los Pumas no tuvieron puntos altos, sólo momentos de buen juego, y muy buenas intenciones. Si la conducción muestra apuros, eso se propaga, y así no sirve. Los Pumas se encontraron un cambio por encima del que empezaron el partido antes de pasar al anterior inmediato. Por eso no tuvieron conexión. Y en esa estructura, Hernández ocupa una posición vital.

Por: Jerónimo Tello
[email protected]
Foto: Sofia Schepens

Sociabilizá, compartí!

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *