Millanel Cosmetica Publicidad
Rugby Show

Otro equipo argentino

Esa fue la sensación que transmitieron Los Pumas el sábado en Mendoza. Cuestionados por lo que pudieran llegar a producir, porque se sabe, el nivel defensivo da seguridad, fueron superiores a Sudáfrica.

El Rugby Championship llegó con dudas desde un primer momento para el equipo argentino y su staff, por lo que iba a haber en frente. Nada más y nada menos que los tres mejores conjunto del mundo ovalado.

Así y todo, Los Pumas se animaron, y animándose, mostraron un buen nivel en ataque, lo que tanto se les pidió, ante los Springoks, un rival que sólo una semana atrás había marcado una clara diferencia, al imponerse 27 a 6 en Ciudad del Cabo.

El conjunto argentino tuvo contra las cuerdas a un equipo que era superior, en todos los papeles. Todos los cronistas que llegaron a Mendoza esperan, con optimismo, que la derrota sea menos abultada a la sufrida en tierra sudafricana. Pero Los Pumas, una vez más, dieron la nota, e ingresaron en la historia; como en el Mundial de Francia y aquél triunfo de 2006 frente a Inglaterra, en el mismísimo escenario de Twickenham.

El triunfo estuvo muy cerca, la defensa lo solventó cuando Sudáfrica asedió, tanto en la primera como en la segunda etapa del partido en el Estadio Malvinas Argentinas; pero un error, como se preveía, no fue perdonado.

El trabajo de los forwards argentinos, y también de sus medios -Vergallo y Sánchez llegaban con dudas a este encuentro- fueron de lo mejor de Los Pumas, junto con el tackle y la organización defensiva de una línea de backs, con nombres cada vez más consolidados.

Los Pumas dejaron esa impresión, la de un nuevo equipo. La de un equipo renovado, con otro aire, con variantes en nombres pero sin la merma que cualquiera podría haber visualizado en la previa; y, por sobre todas las cosas, con una estirpe clara. Un estilo de juego. Algo por lo que tanto se los cuestionó. La jugada de ocho fases del try de Santiago Fernández lo ejemplificó. Por esas cosas, este partido fue un gran segundo paso.

Los Pumas estuvieron a la altura de las circunstancias de lo que demanda el Rugby Championship, con un rival que estuvo lejos de su habitual nivel. Supieron cómo aprovecharse de eso, algo que también habla bien del equipo. Sacar ventaja de los errores rivales, y no perdonar, es de equipo de élite.

Por: Jerónimo Tello
[email protected]
Foto: Getty Images

Sociabilizá, compartí!

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *