Millanel Cosmetica Publicidad
Rugby Show

La UAR fue víctima de una millonaria estafa

Una investigación interna detectó que se emitieron cheques con firmas falsificadas por dos millones de pesos; sus abogados presentarán hoy una denuncia penal.

Con el correr de los meses la sospecha se transformó en certeza. Entre noviembre y enero pasados desde la Unión Argentina de Rugby (UAR) se emitieron 120 cheques con firmas falsificadas por cerca de 2.000.000 pesos. Por este supuesto fraude los abogados de la unión concurrirán hoy a tribunales para formular la denuncia, bajo la figura de administración infiel, contra dos ex empleados administrativos. Además, internamente, se abrió un sumario para investigar si hay más responsables.

Desde que comenzaron los procesos de profesionalización de la entidad en 2008, los nuevos empleados jerárquicos rentados de la UAR llegaron con la convicción de que primero habría que cambiar y ordenar la forma de trabajo. Pero esa estructura se sumó a una que ya estaba vigente desde hacía años. Es ahí donde se ubica la sospecha. El crecimiento de personal que tuvo la unión madre del rugby argentino en estos años -pasaron de ser 10 empleados a unos 80- fue lo que en parte permitió que no se detectaran con anterioridad estos problemas.

Según pudo saber La Nación, la sospecha recae sobre un ex contador (que tenía un poder para realizar todas las operaciones financieras desde 2004) y el antiguo jefe de compras. Los involucrados serían Andrés Sánchez y Hernán Blanco, dos empleados que ya no trabajan en la Unión.

La emisión de los cheques fue anterior a la firma de los nuevos contratos que llegaron de la mano del ingreso al Rugby Championship. Los 120 cheques, todos del Banco Supervielle, al que también se investigará, se entregaron entre noviembre de 2011 y marzo de 2012, mientras que los convenios con Nike, Personal y Visa, los principales sponsors de los Pumas, se firmaron a partir de marzo de este año.

Además, la UAR también les está pidiendo a los proveedores a los que se libraron los pagos que ratifiquen o rectifiquen los montos.

“La verdad es que fue una lástima enterarnos de todo esto. Es plata de todo el rugby argentino, la cual debemos administrar con mucha responsabilidad. Lamentablemente este fraude nos pasó como a muchas empresas en la Argentina. No lo pudimos evitar y cuando nuestros profesionales se dieron cuenta, se actuó. Nosotros como dirigentes tenemos que tener mayor control y cuidado sobre los fondos de la Unión”, dijeron a La Nación dos altas fuentes de la institución.

Entre otras cuestiones, ahora los dirigentes estudian nuevas formas de control. “Se habían tomado medidas para evitar este tipo de cosas, pero no fueron suficientes. Queremos que haya un triple chequeo para que esto no vuelva a ocurrir”, agregó una de las fuentes, que destacó que el supuesto fraude “salta gracias al orden” y aseguraron que se investigará “a fondo”. De esta manera, se busca evitar que las responsabilidades recaigan sobre la dirigencia.

El crecimiento y la inclusión de Los Pumas en el primer nivel internacional fueron tomados con mucha felicidad por todo el rugby nacional. Semejante movimiento fue acompañado con un perfeccionamiento profesional de un plantel de jugadores, pero también de gran parte de la dirigencia argentina, que ahora tiene que aprender a manejarse en un nuevo nivel, con nuevas situaciones.

La bonanza económica que atraviesa la unión madre del rugby argentino desde que ingresó al Rugby Championship instala nuevas responsabilidades y obligaciones. Invita a reforzar los controles sobre cada decisión que se toma y sobre cada movimiento comercial que se aprueba. Es un compromiso indispensable para mostrar seriedad ante sus nuevos “socios” internacionales de la Sanzar y del Rugby Championship. La UAR conoce perfectamente las nuevas exigencias. Tratar de evitar que estos hechos se repitan es una obligación ineludible.

 

Fuente: CanchaLlena.com

Sociabilizá, compartí!

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *