Millanel Cosmetica Publicidad
Rugby Show

Los mejores, dentro y fuera de los números

Los All Blacks han demostrado que están en lo más alto del rugby internacional. Tras el título mundial en 2011, vapulearon a Irlanda en junio, y brillan en el Rugby Championship, tras someter a Australia e imponerse a Los Pumas.

Los hombres de negro no pierden desde el 27 de agosto del año pasado, cuando los Wallabies los vencieron 27 a 20 en el último Tri Nations de la historia. Luego, se consagraron en su tierra, sin atenuantes hasta la final de la Copa del Mundo, cuando en el segundo tiempo de aquella definición Francia estuvo cerca de arrebatarles el cetro que alcanzaron, pero desde hace años merecían.

Incluyendo el Mundial, Australia (en tres oportunidades) , Francia, Tonga e Irlanda (tres veces en junio) , han sido sus víctimas. Y Los Pumas, dos veces, en duelos de trámite similar, también cayeron a sus pies.

Nueva Zelanda, antes con Graham Henry, hoy con Steve Hansen, es un equipo que no siempre llega a desplegar todo su potencial en un mismo partido. Suelen tener una merma, con imprecisiones en ataque y fallas de funcionamiento, a veces sorprendentes. Comienzan los partidos a toda potencia, pero lo general tienen momentos de gran volumen de juego, y después bajan la intensidad. Suelen marcar una diferencia en el resultado, que ellos mismos hacen difícil de revertir, en los primeros tiempos.

La excepción a esta regla tuvo lugar el 23 de junio de este año, en Hamilton, cuando golearon al conjunto del Trébol 60 a 0. En la ventana de junio, frente a Irlanda, diferentes nombres ejecutaron un plan de juego que destaca por su sencillez, y al mismo tiempo, por su calidad y cantidad de opciones en ataque.

Sonny Bill Williams, última incorporación del rugby japonés, era la punta de lanza. Como en el Super Rugby, Aaron Cruden también se convirtió en su mejor socio.

El joven apertura de Chiefs ha demostrado tener el nivel necesario para reemplazar a Dan Carter. Lo mostró en el certamen de franquicias del Hemisferio Sur, y también frente a Los Pumas, tras la lesión que padece el hombre de Crusaders. El sábado, ante Sudáfrica, volverá a ser el conductor.

Claramente, los nombres trascienden al equipo. Israel Dagg se consolidó como fullback, en un puesto que dejó vacante Mils Muliaina. En las puntas de la línea de backs, los nombres varían, al igual que en la tercer línea. Pero todos tienen el nivel para jugar. Jane y Savea lo demostraron con tries ante los de Phelan.

Por el lado del pack de forwards, Richie McCaw, Kieran Read y Keven Mealamu son inamovibles. También lo era Jerome Kaino, hoy lesionado, aunque están Liam Messam, Adam Thompson y Victor Vito para están para suplirlo, tres con perfectas condiciones. En la segunda línea, el retiro del seleccionado de Brad Thorn abrió una puerta para Brodie Retallick y Luke Romano, al lado de un ya experimentado Sam Whitelock.

Adelante, al lado de Mealamu hay dos pares de pilares de fuste, con los hermanos Ben y Owen Franks, Tony Woodcock y Wyatt Crockett. Y un paso detrás de ellos, dos jóvenes piden pista: Charlie Faumuina y Ben Tameifuna.

Por el último, el medio scrum, un casillero que en todo equipo demanda alguien cerebral, rápido, vivo, sapiente, hoy tiene a Aaron Smith como titular, en el Mundial estuvieron Jimmy Cowan, Andy Ellis; y como en la cita mundialista, el líder del Haka, Piri Weepu.

Los nombres, dentro y fuera de la cancha, cambian, pero siempre rinden. Los números, actualmente como los mejores del Rugby Championship y también en lo más alto del Ranking de la IRB, revalidan su juego. Los rivales, demuestran estar al nivel para enfrentar, pero terminan zucumbiendo.

 

Por: Jerónimo Tello
[email protected]
Foto: Getty Images 

Sociabilizá, compartí!

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *