Millanel Cosmetica Publicidad
Rugby Show

CASI goleó a Alumni y se ilusiona con los playoffs

En el último partido de Federico Martín Aramburú en la Catedral, el CASI se dio un gustazo y, jugando como hace años no lo hacía, vapuleó a Alumni 47 a 5. Con la derrota de San Luis lo alcanzó en la tabla y en la última fecha viajará a La Plata para ver si se mete o no entre los seis mejores.

¿Alguien daba dos pesos por este equipo que arrancó el Top 14 con tres derrotas seguidas? Absolutamente nadie, ni el más optimista fanático de las Cebras hubiese imaginado este presente del CASI que, luego de ese pésimo arranque y con otra dura derrota ante el SIC incluida, revivió de entre las cenizas para tener la chance de definir toda su suerte en la última fecha.

Ante Alumni hizo los deberes como correspondía. Ganó y con bonus. Pero lo más importante para la Academia pasó por el modo mediante el cual lo consiguió. Probablemente su mejor partido en los últimos tres años, justo en el momento donde más lo precisaba.

Fue así, sin exagerar. Acostumbrado a ser un equipo que ofrece mucho menos de lo que realmente tiene para dar, jugó como nunca. Pasándose bien la pelota, ganando en las situaciones de contacto, predominando en el scrum. Fue todo un monólogo en blanco y negro.

Por juego, pero también por ganas, por convicción, por actitud. Porque sabiendo que sus chances dependían no sólo de su desempeño, salió a la cancha a jugar sin especular. Con la presión de ganar, pero mejor aún, con la presión de querer demostrar el potencial de un equipo que tiene en su mente la intención de afirmar que sus mejores años no terminaron en aquella final tormentosa del 2009 ante Hindú.

Y en ese concepto de juego que revivió en el CASI quizás uno de los mayores exponentes sea la presencia de Federico Martín Aramburú. Que no volvió para chapear con su medalla de bronce de 2007, sino que contagia energía y juega para el equipo.

Clave con un kick cruzado para que Pandelo (otro recuperado de la mejor versión de la Academia) de arremetida adelante al local desde el vamos. Y nada de quedarse ahí. Porque si hay algo que parece tener claro este CASI es que no hay que conformarse, no hay que dar por sentado nada.

De un scrum se la llevó Nicholson para apoyar entre medio de los gordos. Y de ahí cabeza fría para manejar los tiempos. De aprovechar la exquisita zurda de Almela y de sacar jugo a la amarilla a Provenzano para sellar un excelente pasamanos que concluyó Fasano.

Era una belleza lo del CASI, pero qué decir del try de Sansot. No hubo frío ni llovizna que pudiera aplacar en ese instante el aplauso de la gente tras esa maravilla de jugada que definió el fullback de las Cebras. Pase, pase, pase y adentro.

¿Y Alumni? Hacía lo que podía. Una sombra de aquél que le pegó tremendo baile a Los Tilos apenas siete días atrás. Lento, desprolijo, perdido. Un equipo opaco que, sin embargo, en la única que pudo armar le sirvió para apoyar de la mano de Bianchi e irse al descanso con un 34-5 que para algunos exigentes tenía gusto a poco.

Pero ni siquiera los gritos del Chino Van der Ghote en el vestuario pidiéndole actitud a sus compañeros surgió efecto. Volvieron, y para evitar cualquier intento de reacción, de entrada nomás apoyó Fede Aramburú. Faltaba una eternidad, pero el CASI había sentenciado la historia hacía un rato largo.

Sintesis

CASI: Francisco Sansot; Franco Fasano, Federico Martín Aramburú, Nicolás Pandelo y Joaquín Palisa; Ignacio Almela y Andrés Nicholson; Francisco Corbacho, Mariano Zinani y Felipe Muslera; Pablo Collarini y Fernando Gregorini; Martín Sabatté, Mathías Pérez (cap) y Martín Brousson.
Ingresaron: ST 27’, Juan Campero por Gregorini y Manuel Alegre por Sabatté; 35’, Pablo Gambarini por Pérez Güimil y Maximiliano Tovagliari por Zinani, y 38’, Tomás Thomann por Martín Aramburú.
Entrenadores: Enrique Pichot y Sebastián Báncora.

Alumni: Santiago van der Ghote; Rafael Bence Pieres, Máximo Provenzano, Franco Battezzati y Lucas Bianchi; Santiago Bottini y Tomás Passerotti (cap); Tobías Moyano, Iñaki Etchegaray y Javier Alegre; Facundo Paz y Pedro Scardapane; Guido Cambareri, Javier Caratti y Juan Manuel Nuss Bertora.
Ingresaron: ST 22’, Patricio Agulleiro por Facundo Paz y Fermín Paz por Etchegaray; 24’, Diego Garrido por Provenzano; 29’, Mariano Rusconi por Caratti y Manuel Gónzalez Iglesias por Nuss Bertora, y 33’, Franco Sabato por Van der Gothe.
Entrenadores: Diego Wade, Mario Botta y Santiago Pino.

Primer Tiempo: 2, 11, 27 y 32’, Goles de Almela por Tries de Pandelo, Nicholson, Fasano y Sansot (C); 16 y 23’, Penales de Almela (C), y 38’, Try de Bianchi (A).

Resultado Parcial: CASI 34 – Alumni 5.

Segundo Tiempo: 2 y 35’, Tries de Aramburú y Nicholson (C), y 9’, Penal de Almela (C).

Resultado Final: CASI 47 – Alumni 5

Cancha: CASI.
Árbitro: Leonardo Borghi.

 

Fuente y fotos: AplenoRugby

Sociabilizá, compartí!

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *