Millanel Cosmetica Publicidad
Rugby Show

La pasión por Los Pumas también dijo presente en Rosario

La cita del último capítulo que se escribía de este Rugby Champioship fue en la Ciudad de Rosario. Más precisamente en el Gigante de Arroyito. Estadio a simple vista bastante más pequeño y compacto que el Ciudad de La Plata, pero que, sin embargo, entraron 45 mil personas fervorosas de todas partes de la Argentina y del exterior para seguir alentando a Los Pumas.

Caras pintadas tanto del lado argentino como del australiano, varios clubes del interior como el caso de Universitario de Salta llevando a sus infantiles para que disfruten de esta experiencia. Por otro lado, curiosamente se vislumbró un contingente de hombres y mujeres de la tercera edad, todos vestidos de negro con sus chombas que decían “All Blacks”, pero por el contrario de lo que pensó todo el que los veía, que se habían confundido de partido, ellos habían aprovechado el haber estado la semana anterior en La Plata y continuaron su recorrido.

Recorrido que abarcaba toda Sudamérica. Un grupo enorme de aproximadamente 80 personas en el cual uno de sus líderes era el ex capitán de los All Blacks, Andy Leslie. Al igual que ellos también se podían ver los contingentes de australianos vestidos con el color característico de los Wallabies, el amarillo y hasta un canguro inflable que daba vueltas por todas las plateas.

Algo interesante y destacable fue la cantidad de chicos y chicas “acomodadores” que había, eran aproximadamente 145 de todas las edades, no sólo con el fin de brindar un servicio sino que con un fin benéfico. Ya que toda la colaboración que conseguían iba destinada a un hogar escuela, un centro de capacitación profesional ubicado en la localidad de Pérez, a 15 km. de la ciudad de Rosario,  llamado “La Estancia”, donde mujeres de bajos recursos se dan cita para poder estudiar gastronomía y hotelería, saliendo con su título correspondiente.  Para saber más sobre éste emprendimiento se puede ver en http://laestancia.org.ar  y contactarse para quien esté interesado en colaborar a los siguientes teléfonos, celular: 341 153451371, Tel/Fax- 341 4952020 y mail [email protected]. Toda ayuda será bien recibida y muy agradecida.

Por otro parte, la contracara de un acto tan lindo y solidario como el expresado recién podría ser la lamentable actitud del público argentino, ya que los rivales no pudieron patear en ninguna ocasión en paz y silencio a los palos debido a la gran cantidad de silbidos que hubo. Hasta un gracioso apunto con un láser a la pelota para desconcentrar al jugador y “La Voz del estadio” tuvo que pedir por favor que se comportaran.

Una vergüenza absoluta por parte de un público, quizás más acostumbrado al fútbol en este país, pero que de todas maneras debería empezar a pensar en erradicar conductas deplorables como estas dejando una imagen nefasta para que se llevaran tanto los australianos como el resto de los extranjeros. Si  uno de los mayores valores en el rugby es el respeto entonces debería notarse. Y lamentablemente, ésta vez, no fue así.

El momento más esperado y emocionante fue, sin dudas, la despedida de Rodrigo Roncero, con un Estadio de pie fundiéndose en un aplauso infinito. Ya finalizado el encuentro recibió una plaqueta por parte de sus hijas chiquitas mientras en la pantalla se mostraba un recorrido por su carrera deportiva, muy emotivo. En modo de agradecimiento Roncero dio la vuelta por todo el Gigante de Arroyito saludando a la gente y algo impactante fue, cuando los jugadores australianos lo esperaron como unos diez minutos para hacerle un caminito y aplaudirlo en su salida. Tremenda actitud del conjunto rival. Para aprender.

Lamentablemente no se pudo revertir el resultado y Los Pumas se fueron sobre el final del Championship con una derrota pero el balance del Torneo es más que positivo ya que fue una experiencia de crecimiento y aprendizaje. Un desafío que tendrán, a partir de ahora, todos los años. Un gran comienzo para que el rugby argentino se ponga en lo más alto,  ojala así sea.

El adios a un grande

Rodrigo Roncero, de 35 años, comenzó su carrera en  Deportiva Francesa y en 2002 saltó al profesionalismo en el club británico Gloucester por dos temporadas. En 2005 pasó al Stade Francais de Francia, equipo en el cual  anuncio su retiro a mediados de este año.

Debutó en Los Pumas el 11 de septiembre de 1998 y representó a la Argentina en 54 Tests. Integró el plantel de Los Pumas en los Mundiales del 2003 en Australia, 2007 en Francia (Medalla de Bronce) y 2011 en Nueva Zelanda.

 

Por: Mariana Chapotot
[email protected]
Fotos: Sofia Schepens 

 

Sociabilizá, compartí!

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *