Millanel Cosmetica Publicidad
Rugby Show

“Habia que cerrar una etapa”

El sábado ante Atlético del Rosario fue el último partido en la primera de Alumni para Santiago Van der Gothe.

A los 34 años, y luego de 15 temporadas en primera (debutó en 1998 ante San Martín), el Chino Van der Gothe, emblema de Alumni en la última década, decidió ponerse por última vez esa camiseta rojiblanca que supo llevar a lo más alto de la URBA en el 2001.

¿Qué sensaciones te dejaron tu último partido con la camiseta de Alumni?
Muy raro, la verdad que muy raro. Hace muchos años que juego pero la verdad que es una sensación muy rara. No entrar de nuevo al vestuario, no entrar de nuevo a la cancha como jugador pero bueno, todo llega.

¿Cuándo tomaste la decisión de dejar?
Desde que empezó a llover en el invierno y había que venir a entrenar con lluvia.

¿Era duro?
Duro, se hace largo, mucho tiempo y se hace sentir ya.

¿Cuestión de físico o también para pasar más tiempo con la familia?
Hay que entrenar cada vez más duro, hay que dedicarle cada vez más tiempo porque el rugby esta cada día más profesional. Y aparte quería devolverle a la familia todo el tiempo que se le quitó jugando al rugby. Había que cerrar una etapa de una vez.

¿Cuál es tu recuerdo más lindo es tus 15 años en la primera de Alumni?
Muchos. La verdad que muchos. Los primeros años, haber debutado y básicamente haber jugado con tantos jugadores durante tantos años. Tengo recuerdos de muchísimas cosas. Entrenadores, jugadores, amigos, kinesiólogos. La verdad que tengo muchísimos recuerdos, no te puedo nombrar uno.

Te diste el gusto de salir campeón pero también perdiste algunas finales en donde quedó la sensación de que Alumni estaba para más ¿Cómo lo viviste?
Si, creo que muchos años a lo largo del torneo éramos el equipo más regular y después no lo podíamos concretar en un partido final. Pero eso ayuda, enseña para la vida también y este es un club en donde cuando hemos salido campeones es todo muy lindo, es un placer estar acá. Pero cuando se pierden las finales, o cuando son momentos en donde el club está triste, es sin lugar a dudas el mejor lugar del mundo para estar. Agradezco haber tenido esas derrotas para haber podido conocer profundamente lo que significa Alumni, lo que es la gente del club y lo que es el club. Así que se ha disfrutado de los buenos momentos y se ha disfrutado mucho también de lo malos momentos.

¿Te quedó alguna deuda pendiente?
No, no me quedaron deudas. Mi único objetivo era siempre dar lo mejor e hice todo lo que pude. Estoy en paz.

¿Vas a entrenar en el futuro?
Seguramente me van a obligar pero primero tengo que dedicarle un tiempo a mi familia, trabajar un poco y después si tratar de devolverle al club todo lo que me dio en estos años que seguramente va a ser muy difícil. Me va a llevar toda una vida.

 

Fuente: AplenoRugby
Foto: ProFocus

Sociabilizá, compartí!

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *