Millanel Cosmetica Publicidad
Rugby Show

“Fue una experiencia sumamente gratificante”

Laureana Pappaterra, referee de rugby femenino, contó sus vivencias en su primera participación en una etapa del Circuito Mundial de Rugby Femenino, y analizó sus expectativas de cara al futuro.

¿Cómo fue la experiencia de participar en una etapa del Circuito Mundial de Rugby Femenino?
Fue una experiencia lindísima tanto por lo deportivo como también por conocer una ciudad como Dubai, que es impactante y cuenta con una gran diversidad de culturas. Fue una experiencia sumamente gratificante poder compartir con referees de otros lugares y conocer las vivencias y realidades de cada una. En lo deportivo es impresionante, algo que no había imaginado, y estoy feliz por haber ido superando etapas.

¿Cómo te sentiste en tus presentaciones?
Por ser la primera participación en el Circuito nos informaron que no íbamos a dirigir, pero que teníamos que hacer carrera como asistentes. El mensaje fue claro: ‘Para ser la mejor referee del mundo, primero hay que ser la mejor asistente’. A medida que pasaron las instancias finales me encontré con una semifinal de la Copa de Oro, que ya había superado mi objetivo, y luego fue una gran sorpresa estar en la final de la Copa de Oro. Fue todo increíble.

¿En qué consistió la actividad previa al inicio del torneo?
Las ocho que debutábamos y fuimos invitadas estábamos constantemente con los árbitros oficiales. El día previo al torneo tuvimos una capacitación, donde nos fuimos conociendo y escuchando las pautas de quienes nos guiaron, tanto en cuanto a la logística, administrativo y requerimientos técnicos de nuestro referato. Al día siguiente ya comenzó el torneo; fue todo muy rápido y muy lindo.

¿Qué planes hay para el futuro?
Todos estamos en conocimiento que son cuatro etapas del Circuito de Seven, con el Mundial de Rusia como último objetivo. Sabemos que ahora me tocó la prueba a mí, pero hay más referees por ser vistas, y ahora hay que esperar. La siguiente etapa es en febrero y ya están definidas las que dirigirán éste seven. El objetivo mío a nivel IRB es el Sudamericano de Seven en Río de Janeiro, donde me dijeron que me querían observar dirigiendo.

¿Qué te genera el hecho de que en 2016 serán los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro?
Es una motivación enorme, pero me cuesta mucho ponerme objetivos tan lejanos cuando hay otros puntos clave que tendré que cumplir para llegar a eso. Es el objetivo final, sin dudas. Todavía quedan tres años más donde espero poder seguir creciendo para tener la oportunidad de llegar a eso, que sería lo máximo para mi carrera. Ahora quiero enfocarme e ir paso a paso.

Teniendo en cuenta que fuiste una pionera en el referato femenino, ¿Cómo viviste tu crecimiento año a año?
Siento que siempre fui avanzando, superando etapas. Esto sin dudas es lo mejor que me pasó, tal vez es más de lo que tenía en mente, dado que hace tres años pensaba que mi techo era un Sudamericano. En lo personal, me tuve que ajustar a muchos requisitos por ingresar al alto rendimiento, dado que ahora es otra la preparación, y uno tiene que asimilar el referato y la vida cotidiana.

¿Cómo ves el futuro del referato femenino en nuestro país?
Conozco a quienes están haciendo carrera de referee desde hace algunos años, sobre todo en Buenos Aires. Hay muchas que son jugadoras, que siempre digo que tienen una ventaja en comparación mía que no pude jugar éste deporte y lo tuve que aprender desde la teoría. Hay algunas que son muy buenas jugadoras y que están viviendo el rugby en éste momento, pero el día que dejen habrá referees muy bien preparadas, porque se vienen capacitando. Creo que habrá una buena camada de referees de rugby femenino para representar al país.

 

Fuente y foto: UAR 

Sociabilizá, compartí!

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *