Millanel Cosmetica Publicidad
Rugby Show

Liceo Naval se hizo fuerte en su viaje a La Plata

El conjunto de Núñez sigue dando que hablar en el Top 14 de la URBA, y este fin de semana logró un importante triunfo como visitante, ya que se impuso al conjunto Canario por 27 a 18.

En el arranque del partido, el visitante no dudó un segundo en mostrar las características del juego que lo llevaron por primera vez al selecto grupo del certamen porteño.

Ataque de La Plata

 

Agrupó a los delanteros comandados por Nicolás Azorín, coordinó perfectamente las jugadas preestablecidas por medio de su apertura Tomás Valdés, ganó la línea de ventaja rival con las corridas de Diego Acuña y logró poner el hombro bien firme en cada posesión de la formación amarilla.

Por eso, en los primeros veinte minutos, lastimó de entrada, marcó tres puntos gracias a la puntería de su número diez Valdés, el fulback Guillermo Payer anotó su conquista 100 con la camiseta de su club y le permitió a su equipo retirarse al descanso 10-0 arriba.

Preocupados por el bajo rendimiento y la lesión de Francisco Albarracín en unas de sus rodillas, el local salió al complemento con otra determinación a la hora del contacto. Es más, con mucho sacrificio y amor propio, La Plata logró marcar un try por medio de Martín Haidar, sumó seis puntos con la derecha de Dimas Suffern Quirno y rápidamente pasó a comandar el tablero 11-10.

Algo injusto que duró muy poco. Claro, en ese lapso, el conjunto amarillo fue efectivo, mostró una actitud más acorde a sus necesidades pero en ningún momento se le cayó una idea firme a la hora de tacklear o superar la barrera defensiva.

Liceo Naval atacando

Por eso, Liceo Naval se volvió a ordenar dentro del campo de juego, retornó a las fuentes , jamás se desesperó por la levantada platense y velozmente castigó el ingoal contrario con las anotaciones de Fracisco Filippi y Segudo Orsi Echarte. Con el tablero 24-11, todo era del visitante. Tal vez, con la segunda conquista de Martín Haidar, Naval sufrió un poquito en los momentos finales, pero Tomás Valdés anotó un penal clave y sentenció el duelo 27-18.

Liceo Naval festejó a lo grande, demostró que no está de paso en el Top 14, sumó su segunda sonrisa en la parte más linda de la temporada y dejó por el piso a un equipo desconocido y desorientado en la segunda mitad del año.

 

Fuente: Scrum.com
Fotos: AplenoRugby

Sociabilizá, compartí!

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *