Millanel Cosmetica Publicidad
Rugby Show

Hurricanes venció a Lions y gritó campeón en el Super Rugby

En el Westpac Stadium de Wellington, el conjunto neocelandés impuso condiciones en la final del torneo y derrotó a Lions por 20 a 3.

La tercera fue la vencida para Hurricanes. Con paciencia, mucho tackle, presión, máxima concentración y gran efectividad, el equipo maorí se consagró por primera vez campeón del Super Rugby al doblegar 20-3 a un deslucido Lions.

El equipo sudafricano intentó hacer lo que lo llevó a la final del torneo. Eso de abrir la cancha y mezclar la frontalidad Springbok con una dinámica a alta velocidad para quebrar, como lo hizo en Playoffs y semifinales, a dos pesos pesados como Crusaders y Highlanders. Sin embargo, los tackles amarillos fueron mucho más.

Así, pateando y defendiendo, con Dane Coles jugando entre algodones por un fuerte golpe en las costillas, Hurricanes se impuso de a poco. Así metió presión e hizo dudar a su rival, cerrando el juego por momentos, firme en los reagrupamientos gracias al enorme trabajo de su pack de forwards y con suma efectividad para anotar en las pocas chances que tuvo.

Hurricanes en ataque

Cory Jane, en su segunda llegada al in-goal rival, tras una pobre patada para salir desde el fondo de Lionel Mapoe, marcó el primer try del partido a los 23 minutos de juego. Antes de llegar al cuarto de hora, una patada cruzada de Barrett terminó con Jane en la meta sudafricana pero un knock-on anterior de Brad Shields negó esa conquista.

A los 12 minutos se había abierto el marcador con un penal de Barrett y Elton Jantjies, la figura de Lions que no tuvo un buen partido, descontó a través de esa misma vía a los 26. El 10 sudafricano erró un tiro a larga distancia en el primer parcial y otro, más cercano y de frente a los palos, en el complemento.

El segundo tiempo fue dominado por los tackles y la presión de Hurricanes. Recuperación, patada y asfixia pura para Lions, que se quedó con las manos vacías y no pudo hacer tries. Los de Wellington, por tercer partido consecutivo, no recibieron tries.

Tremendo partido de varios forwards de Hurricanes y, sí, del 10. Lo de Beauden Barrett, pateando, a pura intuición, arriesgando cuando había que hacerlo, tackleando, y también marcando ese try en el final, fue de lujo. Como para que Aaron Cruden no se presente a entrenar con los All Blacks.

Hurricanes tackle

Brillante final de Hurricanes. Revancha por la perdida el año pasado a manos de Highlanders. La tercera fue la vencida para los de Wellington. No fue en 2006, tampoco el año pasado. 2016 los esperaba para festejar de esta forma.

 

Por: AplenoRugby
Fotos: Planet Rugby

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *