Millanel Cosmetica Publicidad
Rugby Show

Los Pumitas y una dura derrota ante Sudáfrica

Los Pumitas vs Sudafrica

La aplastante derrota sufrida ante Sudáfrica por 72-14 dejó a Los Pumitas sin chances de clasificar a las semis del Mundial Juvenil.

Las expectativas de acceder una vez más a dicha instancia eran muy altas. Por momentos ese objetivo estuvo tan cerca y por otros se vio muy lejos. Rugby show analiza los motivos por los que el equipo argentino no pudo hacer historia una vez más en este certamen.

Desde el punto de vista técnico, el equipo capitaneado por Tomás Malanos mostró dos caras. Por un lado, una voracidad ofensiva y un dinamismo para trasladar la pelota que eran dignos de un equipo de primer nivel.

Por el otro, falencias en las formaciones fijas y móviles y un alto nivel de indisciplina que dejaban a la luz la juventud, los nervios y la falta de experiencia del plantel.

En el primer partido contra Georgia, los de camiseta celeste y blanca fueron efectivos para establecer que eran superiores. Pero a medida que transcurrió el segundo tiempo cometieron penales burdos y mostraron su mayores debilidades: El scrum y el line.

Contra Francia el partido fue muy desprolijo. Se jugó poco, muy lento y con muchas imprecisiones a la hora de trasladar la ovalada. Cuando Tomás Albornoz había sumado seis puntos que le permitían a los argentinos soñar con una clasificación, una desconcentración en la última jugada, un penal, una amarilla y un try les valieron la derrota a Los Pumitas.

Ante los Baby Boks era a todo o nada. La idea de realizar seis cambios por el lado de los delanteros se había basado en darle descanso a algunos jugadores y en poner otros de mayor rigor físico para tapar las falencias que ya se habían mostrado.

Nada de eso ocurrió. Sudáfrica fue amplio dominador del encuentro de inicio a fin. Doblegó a los forwards y fue efectivo por el lado de los backs. Los Pumitas no pudieron hacer pie en todo el encuentro y la sensación que dejó este cierre de grupo fue que los dirigidos por Gastón Conde no pudieron demostrar realmente a que nivel estaban.

Hay otro factor que también puede afectar o influir en el plantel: La presión. Las expectativas por alcanzar o mejorar el tercer puesto que se había obtenido en la última presentación mundialista estaban puestas en estos jóvenes. Quizás esa vara alta les jugó en contra en algún momento.

No hay que ser exigentes con estos jóvenes, ya que demostraron condiciones para ser el futuro del rugby argentino. Ahora deben levantar la cabeza para dejar una buena imagen en la pelea por el quinto puesto. El sabor amargo se debe a que no se pudo reflejar en este difícil grupo, para qué estaban estos jóvenes argentinos.

 

Por: Julián Isella
Foto: UAR

Sociabilizá, compartí!

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *