Millanel Cosmetica Publicidad
Rugby Show

Jaguares: Aún queda mucho por mejorar

La temporada de Jaguares parecía salirse de todo tipo de libreto en el inicio del Súper Rugby. El equipo había encontrado un estilo de juego que se basaba en la defensa, la presión arriba y la contundencia a la hora de atacar.

Les sentaba cómodo ceder la pelota y que el rival intentara tomar protagonismo. Cuatro victorias al hilo en Vélez le permitían al público y al plantel soñar con una primera clasificación a los playoffs, un hito que habría quedado en la historia del Rugby Argentino. Pero no pudo ser. Llegaron cuatro derrotas consecutivas, una victoria cuestionada ante Sunwolves y tres derrotas más hasta que la franquicia argentina pudo volver a encontrar la victoria en sus dos visitas por Australia.

El hecho de no acceder a la siguiente instancia de uno de los torneos más llamativos del mundo no implica una fatalidad, ya que los capitaneados por Creevy están dando sus primeros pasos en este difícil certamen, pero hay un punto en el que sí retrocedieron y es clave.

Si bien los números en ataque los acompañan y su producción ofensiva creció, el aspecto defensivo fue nuevamente una falencia y no se corrigió.

Los Jaguares superaron la cantidad de amarillas que obtuvieron el año pasado (12 a 8) y quedaron como el segundo equipo que más tarjetas recibió, por debajo de Reds (13).

Además, la mitad de esas amonestaciones se recibieron en el segundo tiempo y otras cuatro a en los últimos tres minutos del primero, lo que implica que en diez encuentros tuvieron que comenzar o disputar la segunda parte con uno o más jugadores ausentes en cancha. Pero no solo las sanciones fueron creciendo. La cantidad de penales concedidos aumentó de 152 la temporada pasada a 161 esta en esta edición.

La disciplina es un factor fundamental para enfrentarse a cualquiera de estos equipos, más aún cuando una idea de juego está basada en un sistema defensivo. Es por esto que la cantidad de derrotas no es lo preocupante -8 derrotas este año a diferencia de 12 del pasado- sino la forma en que se perdió.

Penales absurdos en campo propio ante equipos que colectivamente eran de menor nivel, errores a la hora de defender en un sistema que priorizaba justamente la excelencia a la hora de tacklear y no cometer penales.

Se vieron cambios positivos. Se intenta mantener la pelota viva, gran parte de los tries provienen de jugadas que son dignas del hemisferio sur y se aumentó el potencial ofensivo. Pero sin duda hay algo que queda por mejorar y ronda tanto en Jaguares como en Pumas: La indisciplina. Más aún en los últimos 10 o 15 minutos.

El hecho de que se presentaran chances concretas de clasificar entusiasmó no solo al plantel, sino también a los seguidores y quizás eso también influya en lo mental. Pasar de la victoria a la derrota constante y las críticas de los espectadores.

Hay dos realidades bien concretas: La primera es que los Jaguares siguen siendo un equipo inexperto en este certamen. Tan solo van dos temporadas y se pretende mucho de un equipo que se está adaptando.

La segunda es que, a pesar de ser un equipo nuevo, no se debe justificar todo tipo de decisión que tomen dentro y fuera de la cancha por el tiempo que llevan compitiendo.

La indisciplina, los tackles y el hecho de permitirle rodaje a más jugadores son cuestiones que se deben mejorar sea cual sea la franquicia y el tiempo que lleven de competencia. No hay que olvidar que este proyecto surgió para darle a los jugadores argentinos el roce internacional que necesitan. Que los mismos XV adquieran siempre este contacto, significaría romper con la concepción inicial que se propuso.

Luego de una temporada regular/mala, se asoma el momento de realizar análisis y balances de la temporada. Ahora hay dos temporadas que ya son parte del pasado y pueden ser comparadas.

Nuevos objetivos, planteos, renovación de contratos, negociaciones para que los jugadores se queden y una de las decisiones quizás más trascedentales: encontrar un reemplazo a Raúl Pérez, que tuvo una especie de “despedida” con los referentes tras el último partido.

 

Por: Julián Isella
Foto: Prensa Jaguares

 

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *