Millanel Cosmetica Publicidad
Rugby Show

Los Pumas y sus ansias de revancha en Salta

Los Pumas tendrán revancha contra los Springboks mañana a las 16:40 horas en Salta, tierra en la que el año pasado vencieron por primera vez en suelo argentino a los de camiseta verde.

Tras un flojo rendimiento en Port Elizabeth, los dirigidos por Daniel Hourcade quieren levantar la producción como local, condición en la que les ha sentado bien a la hora de enfrentar a los sudafricanos.

El debut no fue el más deseado. Ante el protagonismo y la velocidad en cada jugada que tomaron los dirigidos por Allister Coetzee, el seleccionado nacional no pudo hacer más que apelar a una férrea defensa. La efectividad en los tackles se notó en el primer tiempo y eso generó que el marcador estuviera cerrado, al menos cuarenta minutos.

Pero con el transcurrir de los minutos, el desgaste se hizo presente en los jugadores argentinos y fue entonces cuando los yerros se produjeron y los huecos se abrieron. Defender constantemente, jugar de contraataque y casi no tener posesión de la pelota, no es un plan que beneficie al seleccionado nacional. De hecho, las pocas jugadas ofensivas que tuvo fueron interrumpidas por errores en el manejo.

Para este partido deben ser los capitaneados por Creevy quienes tomen el protagonismo. Deben jugarle de igual a igual a un equipo sudafricano que se muestra cada vez más dinámico y sólido en su idea de juego.

En los backs, el cambio en la pareja de medios refleja esa intensidad ofensiva que intenta imprimirle Hourcade a su equipo. Por el lado de los forwards, las cuatro modificaciones manifiestan la necesidad de contrarrestar el poderío físico de los de camiseta verde.

Sudáfrica cambió su esencia. Cada vez está más acoplado a un sistema de juego en el que se propone dinamismo e intensidad. Se destaca la poca cantidad de jugadores en las formaciones fijas y delanteros que, además de prevalecer en el contacto, propongan un juego de manos. El equipo comandado por Etzebeth dejó de ser frontal y predecible y le dio más variantes a su juego. La vara para los de camiseta celeste y blanca es muy alta.

Sin embargo, los últimos enfrentamientos entre estos dos equipos en tierra nacional han sido dignos del nivel que demanda este certamen.

El empate en 16 en Mendoza, la victoria el año pasado en Salta por dos puntos, la derrota, en 2014, en esa misma provincia por una escaza diferencia de dos, luego de una altísima producción.

Siempre se ratifica que Los Pumas tienen jerarquía para poder sacar adelante cualquier tipo de partido. Pero si no comienzan a tomar una actitud protagónica en el juego, no encontrarán la identidad que necesitan de cara al mundial de 2019.

Mañana, en condición de local y contra todos los pronósticos, tienen la oportunidad de romper con el buen momento de los que mañana presentarán una particular camiseta roja.

 

Por: Julián Isella
Foto: UAR

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *