Millanel Cosmetica Publicidad
Rugby Show

Lions se quedó con las ilusiones de Jaguares

La franquicia argentina no pudo contra el mejor equipo sudafricano del Súper Rugby y cayó derrotada por 40-23, en Johannesburgo, por los Cuartos de Final. De esta manera, cerró su mejor temporada en el Súper Rugby, desde su inclusión en el 2016.

Un error te sentencia directamente a armar las valijas, no hay revancha a la otra semana como en la fase regular. Algo que no había sentido antes este plantel era la presión de que una imprecisión podía derrumbar todo lo planeado, independientemente del desarrollo del encuentro.

Tampoco los nervios y la ansiedad de jugar este tipo de etapas. Se puede decir que, saliendo unos minutos del plano netamente táctico, los dirigidos por Mario Ledesma chocaron con emociones con las cuales tuvieron que lidiar a medida que transcurría el partido.

Lions, en este aspecto, demostró superioridad desde el minuto cero. Plasmó en cancha la serenidad y el temple que fueron adquiriendo como experiencia en sus dos temporadas pasadas, en las que fueron subcampeones.

Porque para jugar esta clase de partidos muchas veces se necesita, además de un plan de juego claro y conciso, saber cómo jugarlos, mantener la calma cuando las cosas no salen como se planean, no perder el foco y no dejar dudas a la hora de atacar. Y allí es donde Jaguares falló, inconscientemente claro.

En el momento que los argentinos tenían más posesión y jugaban cada vez más lejos de su propio ingoal, dos errores no forzados devinieron en dos tries en contra que fueron un cross directo al mentón en el primer tiempo.

Al equipo le costó recuperarse y, como si fuera poco, los forwards sudafricanos se agrandaban a partir de un sólido scrum. El primer tiempo para los Jaguares había sido un traspaso de dominadores a dominados en pocos minutos y comenzaba a notarse en errores de manejo y pérdidas de pelota.

El segundo tiempo fue totalmente distinto. Los capitaneados por Matera salieron con otra cara y marcaron dos veces en el ingoal para ponerse rápidamente a tiro. Mostraron carácter para estar a la altura de un partido adverso. Sin embargo, los errores de manejo siguieron prevaleciendo y eso favoreció a que Lions despliegue su gran juego, una mezcla perfecta de potencia física y dinámica en el traslado de la pelota, utilizando como ejes el scrum y el line y marcando con ataques rápidos, sin generar demasiadas fases.

Desde el aspecto físico, fue un partido muy duro en el contacto para los de camiseta naranja, sumado a las dificultades que implican jugar en la altura.

De todas formas, se puede decir que fue un encuentro dominado por las emociones. Lions tuvo carácter para golpear a un Jaguares que en un primer momento se mostraba nervioso y luego desconcertado con el desarrollo del partido. Cuando los argentinos tuvieron bravura para ir a buscarlo, los de camiseta roja y blanca no perdieron la calma y fueron fieles a su estilo para poder sacar adelante el match.

Más allá del resultado y de los errores que presentaron, hay que destacar que Creevy y compañía estuvieron a la altura. Fueron conscientes de sus defectos y trataron de explotar al máximo sus virtudes. Estuvieron a un try convertido de igualar el marcador y en ningún momento dieron el brazo a torcer, ni siquiera cuando la sirena marcó el final.

Además del hito histórico que se registró el día de hoy, la franquicia argentina suma experiencia en un terreno que era desconocido y cierra una campaña que será inolvidable por cómo se jugó y todo lo que generó el fenómeno Jaguares no solo al plantel, sino también al resto del mundo.

En sus primeras semanas al mando del equipo, Ledesma y su staff remarcaron que querían darles a los jugadores un sentido de pertenencia. Desempeñarse en la franquicia no solamente debía ser salir a la cancha y jugar un partido, sino que debía implicar un sacrificio, un compromiso, un orgullo y la responsabilidad de saber que estaban representando a una unión.

A medida que el torneo fue transcurriendo el equipo demostró cada vez más carácter y fue transmitiendo desde adentro hacia afuera que era posible salir del molde de la derrota y hacer historia. El objetivo fue alcanzado con creces.

Por: Julián Isella
julian@rugbyshow.net
Fotos: UAR

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *