Millanel Cosmetica Publicidad
Rugby Show

Los All Blacks se quedaron con la batalla en Nelson

Los Pumas tuvieron una dura batalla y cayeron por 46 a 24 frente al mejor seleccionado de los últimos diez años. Ese que cada vez se renueva y parece invencible. Pero en Nelson, faltando diez minutos para que el partido llegue a su fin, parecían vulnerables.

Porque los de celeste y blanco estaban a 8 puntos, con chances concretas de anotar, y poniendo contra las cuerdas a ese gran monstruo negro.

Pero los All Blacks no solo son el mejor equipo del momento por su jerarquía individual o sus destrezas. Se destacan también por ser los que más corren dentro de la cancha y los que mejor leen y ejecutan el juego, teniendo en cuenta los distintos momentos que atraviesa.

Con esto les basto para hacer la diferencia desde los 80 hasta los 90 minutos y sentenciar el marcador 46-24 a su favor. Pero esta abultada diferencia, si bien demuestra el gran mérito de los neozelandeses, no refleja la paridad que se exhibió el encuentro.

Los capitaneados por Creevy estuvieron a la altura del N 1 en el ranking mundial sumando puntos cada vez que pisaban territorio rival. Fueron certeros en cada ataque y vulneraron el bloque defensivo de los All Blacks en reiteradas ocasiones. Sin embargo, tuvieron falencias que no le permitieron aumentar la ventaja en el marcador.

Errores provocados por el rival que tenían en frente, como los penales reiterados en el scrum ante un pack superior, y la indisciplina en líneas generales, abrieron lugar a que los capitaneados por Kieran Read tomen aún más protagonismo en el encuentro.

Tras el gran triunfo ante Sudáfrica, este partido ante los hombres de negro era una buena prueba para saber en dónde estaban parados los dirigidos por Ledesma. Aprobar no implicaba obtener un triunfo histórico, sino revalidar lo hecho una semana atrás para estar a la altura del compromiso e incomodar a Nueva Zelanda. Por momentos, el buen trabajo hizo pensar a varios argentinos en la madrugada que nada era imposible.

Mantener nuevamente la intensidad, sostener la eficacia ofensiva y mejorar la disciplina el tackle individual y el scrum, serán claves a la hora de enfrentar a los Wallabies, un equipo que a pesar de que no logró ganar en estas tres fechas transcurridas, no perdió la memoria e intentará asumir protagonismo en condición de local.

La búsqueda de un plan de juego que de réditos todavía continúa su camino. Pero el equipo, poco a poco, comienza a mostrar una identidad, un compromiso y una actitud vitales para luego construir desde lo táctico. Los Pumas comienzan a levantar ilusiones, nuevamente.


Por: Julián Isella

julian@rugbyshow.net
Fotos: UAR /NZRU

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *